La Sanjuanerita

0

Al pasar por Las Majadas
yo vi a una sanjuanerita,
de los ojazos muy grandes
y de la boca chiquita.

Era tan chula la indita,
que me dejó enamorado
y yo siempre la esperaba
cuando venía al mercado.

Sanjuanerita preciosa,
llena mi boca de miel,
ya que a cambio de los labios
Dios te puso un clavel.

¡Ay, ay, ay! sanjuanerita
si me llegas a querer
viviremos en tu pueblo
cuando seas mi mujer.

Todos los días pasaba
con su canasto de flores
y yo siempre la esperaba
pa’cantarle mis amores.

Me miraba y se reía
y jugaba con su trenza,
porque decía la ishtilla
que me tenía vergüenza.

Sanjuanerita preciosa,
lle mi boca de miel,
ya que a cambio de los labios
Dios te puso un clavel.

¡Ay, ay, ay! sanjuanerita
si me llegas a querer
viviremos en tu pueblo
cuando seas mi mujer.

[sc name=”Jose-Ernesto-Monzon-Reyna”]

Escrito en: 1939

Amante de la tecnología y el futuro. Creador de contenido para internet.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta